Revista Intemperie

Preciosas

Por: Arlette Cifuentes
preciosas

 

A Preciosas antes de su lanzamiento se le comparó con Cárcel de mujeres, Orange is the new black y Prision Break, sin embargo en su estreno quedó en evidencia que, más allá de las expectativas, se alejaba notoriamente de estos modelos, pues la mayor parte del desarrollo de la historia se construye en el afuera.

La historia comienza con el personaje de Loreto Aravena, llamado “Lorena”, muy a lo novela mexicana, trae recuerdos de las producciones protagonizadas por Thalía donde la pobreza o la precariedad es un rasgo clave de la protagonista, además de su mala suerte y de su innegable bondad. Lorena es huérfana y cuida a su hermana que aún cursa la enseñanza media, por lo que el desempleo es una alternativa que no se incluye en sus planes. El destino, que pareciera que sólo viene a jugarle una la mala pasada, hace que se enamore del marido de su jefa, con quien tiene un primer encuentro parando un taxi, y con quien luego acentúan su amistad y relación platónica a punta de churrascos y chacareros en una fuente de soda. Al mismo tiempo, otro de sus jefes la obliga a ocultar sus escapadas románticas, al tiempo que su prometida, que desde un principio se presenta como una mujer neurótica y arribista, sospecha que es la pobre Lorena la que le quiere arrebatar de sus brazo su novio de ensueño. Sin embargo, los obstáculos para ascender en la vida se acentúan cuando este mal jefe, Juan Pablo Correa (Francisco Pérez Bannen) aparece muerto en la piscina, en medio de un megaevento de la Fundación Márquez para la cual trabaja la pobre Lorena, lo que la convierte en la principal sospechosa, y luego acusada por asesinato cuando se añaden algunos trucos bancarios que no quedan bien clarificados.

Y es aquí donde recién comienza la aventura. Al parecer Preciosas viene a ser no sólo la típica historia de amor y de las jugarretas del destino con recursos probados y muy utilizados para captar la audiencia (el uso del mito romántico, triángulos amorosos, etc.) sino que incluye además elementos de intriga, que puede ser uno de los factores que impulsan a seguirla.

La serie reinserta la temática de clase como cualquier buena telenovela, género que siempre ha abordado el tema del amor imposible, dividido por el factor económico, el roce social y la educación, al mismo tiempo que es capaz de develar como las influencias del poder económico son relevantes en el uso de la política y de la justicia. Además, reinterpreta temáticas de género como la sororidad, además de la pareja lesbiana que en sí no tiene gran protagonismo, evitando el típico tratamiento estereotipado donde este tipo de relaciones son tratadas desde el erotismo y una presencia casi forzada. Aquí Elsa (Tamara Acosta) y Paola (Karla Melo) viven un amor real, con trato cariñoso, sin caricias exacerbadas ni mostrar pechugas innecesarias.

Si bien se esperaba que la serie nocturna fuese más una comedia que un drama, los elementos de comedia se dan gracias a las características e interacciones de las protagonistas que saben desarrollar sin duda personalidades antagónicas que son capaces de compartir y de sobrevivir en unión, tejiendo entre sí distintas biografías y abrazando la anhelada paz y libertad.

 

Foto: t13.cl

Deje su mensaje

Debes estarsuscrito para enviar un comentario.