Revista Intemperie

Seinfeld: ¿Cómo se desarrolló la sitcom más excéntrica de los noventa?

Por: Revista Intemperie
seinfeld

 

Seinfeld se emitió entre 1989 y 1998, en el canal americano NBC. Jerry Seinfeld, quien hace de sí mismo, y Larry David escriben la sitcom para reírse de los irónicos comportamientos humanos, e incluso de experiencias personales. Los amigos de Jerry son interpretados por Michael Richards (Kramer), Jason Alexander (George) y Julia Louis-Dreyfus (Elaine). A diferencia de muchos shows, la estructura es bastante circular: los personajes no evolucionan, no los ascienden, no tienen hijos. La serie termina tal cual empezó. Se podría decir, entonces, que la serie no se trata de nada.

seinfeldia

¿Cómo se llevó a cabo una sitcom tan distinta a todo lo que se había hecho en televisión? Eso intenta responder el libro Seinfeldia: How a Show About Nothing Changed Everything, de Jennifer Keishin Armstrong (por ahora, disponible solo en EEUU y Australia). El diario inglés The Guardian rescata algunos momentos detrás de los capítulos más emblemáticos:

The Chinese Restaurant

Los productores no lo podían creer cuando leyeron uno de los capítulos de Seinfeld en 1991: el guion indicaba que Jerry, Elaine y George debían estar todo el episodio esperando su mesa en un restaurant chino. No había más acción que una llamada telefónica y el intento de sobornar al anfitrión. Habían tenido altibajos con el show, pero esta vez realmente consideraron cancelarlo. Era preocupante, era como si le faltaran páginas. ¿Qué dirían los ejecutivos de la NBC?

Larry David insistía en que el show se trataba de las pequeñas frustraciones del día a día. Eso era Seinfeld. Si al canal no le gustaba, era porque no lo entendían.

Se podría decir entonces que, hasta este punto, ni la NBC ni los productores parecían haber entendido la serie. A nadie parecía convencerle, pero cuando el episodio se emitió, los críticos dijeron “Es como la vida real, pero con mejores diálogos” en The Seattle Times y “Seinfeld no es exactamente una sitcom, sino una conversación con tus amigos más chistosos” en la New York Magazine. Este resultó ser un punto de inflexión, ya que innovó en la historia de la comedia televisiva: era como Esperando a Godot, pero en formato de sitcom.

The Junior Mint

El escritor Andy Robin era solo un veinteañero cuando lo llamaron de Seinfeld, y sabía que mantener la autenticidad de la serie era una gran responsabilidad. Tuvo varias ideas para su primer episodio: Jerry sale con una mujer cuyo nombre no recuerda, Elaine visita a su ex artista en el hospital, y George le compra un cuadro a éste pensando que su muerte puede subirle el precio. Desde allí se desprendió uno de los momentos más absurdos de la serie, donde Jerry y Kramer observan la operación del artista desde la galería de arriba, y uno de los chocolates que comen cae accidentalmente dentro del cuerpo en operación.

Robin sentía que lo había arruinado apenas escribió el capítulo. No podía creer que Larry David y el director Tom Cherone lo habían aprobado. Al terminar de escribir, solo estaba orgulloso de una parte: la que Jerry no recuerda el nombre de la mujer. Trata de averiguarlo con un montón de técnicas, entre ellas, revisarle la cartera. Ella menciona casualmente que su nombre rima con una parte del cuerpo femenino, y él piensa “¿Mulva? ¿Bovary?”

Al joven escritor le llamó la atención que nadie haya alegado. Al contrario, la audiencia en el rodaje reían. Luego se emitió y tuvo éxito. El propio Seinfeld creyó que este capítulo fue un hito.

The contest

Larry David propone hacer un capítulo sobre la masturbación, inspirado en una experiencia personal. George Constanza lo explica al inicio del capítulo “Mi madre me pilló”. “Haciendo qué” dice Jerry. “Ya sabes. Estaba solo. Pasé a dejar el auto a la casa y mi mamá tenía la revista Glamour… así que, una cosa llevó a la otra…” El episodio toma acción cuando George dice “Les digo una cosa, no lo haré. Nunca más”, y los demás se burlan. “¿Qué? ¿Creen que no podría?”. “Bueno, yo creo que podría aguantar más tiempo que tú” afirma Jerry, y Kramer propone apostar. Elaine también quiere, pero le dicen “Aguantarse es más fácil para una mujer. Nosotros tenemos que hacerlo, es parte de nuestro estilo de vida”. Finalmente, ella también entra en la apuesta.

Para que el show siguiera emitiéndose en horario estelar, los guionistas tuvieron que inventar un eufemismo para la masturbación: “¿Sigues siendo el dueño de tus tierras?” La sutilidad del capítulo es muy astuta: en la noche, los que siguen siendo “dueños de sus tierras” siguen dando vueltas en la cama; los que no, duermen profundamente.

El equipo de trabajo, en especial Julia Louis-Dreyfus, esperaba quejas, ya que una mujer hablando de masturbación en horario estelar podía ser demasiado. Pero no fue así. “Es perfecto,” dijo el canal, “déjenlo así”. El capítulo The contest ayudó a que Seinfeld ganara su primer Emmy, y la frase “dueño de tus tierras” se convirtió en la primera frase emblema del show.

Para los fans de Seinfeld, solo queda esperar que el libro llegue a nuestro país. Y para los que no conocen la serie; más vale tarde que nunca.

 

Foto: theguardian.com

Deje su mensaje

Debes estarsuscrito para enviar un comentario.