Revista Intemperie

Facebook: el gigante de la información que prefiere no serlo

Por: Revista Intemperie
facebook

 

En mayo de este año, Facebook recibió múltiples sospechas y alegatos, ya que se decía que la red filtraba noticias y puntos de vista conservadoras mientras que se inclinaba más a la izquierda política. Claramente, una red que puede moldear noticias y elegir que va y que no va en el newsfeed será constantemente vigilado. En aquel momento Mark Zuckerberg invitó a un grupo de conservadores privilegiados a la sede en Silicon Valley y lograron hacer las paces. Fin de la historia.

Si bien esto puede sonar insignificante, según el artículo de Farhad Manjoo en The New York Times, esto demuestra el poder que tiene la red social en términos de influencia, publicidad y noticias. Aunque Facebook no se considere una institución noticiosa es innegable que es el cuerpo más poderoso en cuanto a la industria de los medios de comunicación. Por tanto, en principio no debería expresarse ninguna preferencia ideológica por parte de la institución, y quizás es por ello que los organizadores de la red se muestran tan descompuestos a la hora de responder preguntas sobre la ética periodística.

Es más, el propósito primordial de la red social es acercarte a tus amigos y familia. Todo lo demás – información, entretención, difusión – van a ser actividades secundarias. Así lo afirmó el gerente de Facebook, Adam Mosseri. Incluso se habló sobre un cambio al sistema, donde se pueda dar más énfasis al contenido de los amigos y parientes en vez de las compañías noticiosas y otros medios publicitarios.

No debe ser fácil encasillar Facebook: ¿se le debería exigir los mismos parámetros de precisión, objetividad, justicia y transparencia que un medio tradicional?

Según Mosseri, Facebook hace lo posible para ofrecer el tipo de noticias que los usuarios quieren. Desde allí en adelante, dependerá de los usuarios: ¿Qué responden en las encuentras? ¿Qué noticias eligen para compartir a sus amigos? ¿Se cambiaron la bandera para celebrar el orgullo homosexual en Junio del año pasado? Todos estos datos revelan información sobre las preferencias éticas de los usuarios. Por tanto, su fuente de noticias consiste en darle al lector más de lo que quiere: “Nuestro objetivo es ofrecer el tipo de noticias que, según la retroalimentación, una persona desea ver más”. Pero, ¿no se supone que las noticias deben existir independientemente de esos deseos? ¿No se supone que las noticias deben ser un bien objetivo?

Pero al mismo tiempo, Facebook firmó contratos con el Times y The New York Times (entre otros), para presentar sus artículos en el newsfeed. Por tanto, sí se están inclinando por ciertos medios y ciertas noticias.

“Es una transparencia muy curiosa”, dijo Robyn Caplan, analista del grupo de investigación Data & Society. “Aunque parece que le han estado apostando a las noticias como parte central de su negocio, ahora indican que su prioridad es mantener el ambiente por el que se han dado a conocer, es decir, la información de amigos y familia”.

Por esta misma razón, esta ambigüedad en torno a la naturaleza de Facebook podrá hacer dudar a quienes tengan una concepción más tradicional en torno a los medios, porque es indudable que la red social es el medio más poderoso del mundo, y puede – si es que aún no lo ha hecho – reorientar las creencias de las personas.

La discusión entre la industria de los medios y las opiniones de Facebook continuará; porque aunque la red social no quiera ser un centro de noticias, para muchos sí lo es, y además, está consumiendo a toda la industria periodística. La discusión tiene para rato, y no es para menos.

 

Foto: cnet.com

Deje su mensaje

Debes estarsuscrito para enviar un comentario.