Revista Intemperie

Lanzan recopilación de cartas entre Roald Dahl y su madre

Por: Revista Intemperie
roald dahl

 

“¿Por qué Mussolini no tiene un hobbie útil? podría coleccionar huevos de pájaro en vez de países”. Así escribía Dahl a su madre cuando los embates de la guerra oscurecían el panorama en Europa. Y es que más de alguna frase notable aparece en la correspondencia de este gran escritor de niños y adultos.

Se cumple un siglo desde el nacimiento de Dahl y este libro no puede llegar en mejor momento. Se trata de Love From Boy, que reúne las cartas que el autor de La Fabrica de Chocolates y Las Brujas le escribía a Sofie Magdalene, su madre.

love from boy

Con Sofie Magdalene la correspondencia duró más de cuatro décadas. La primera carta fue escrita a la edad de 9 años y forma parte de un conjunto clave para comprender las motivaciones del escritor. Para Dahl escribirle a su madre semanalmente era un rito y lo hizo hasta su muerte en 1967. Luego del fallecimiento, 600 cartas fueron devueltas y mantenidas en sus sobres originales e incluso se mantuvieron las cintas verdes que las decoraban.

Para Donald Sturrock, editor de este libro, las cartas nos acercan al escritor tanto como lo hace su ficción. Love From Boy se hizo pensando en lectores jóvenes que quisieran profundizar en el mundo de este gran cuentista. A ojos de su madre Dahl era divertido, alegre y valiente. Como anécdota, el único momento en el que detuvo las cartas fue cuando tuvo un accidente en su primer día de servicio como piloto de la Royal Air Force, siendo confinado a un hospital en Alejandría. Las lesiones lo afectaron y pudo escribir: “estoy bien, pero no esperen cartas”.

Uno de los aspectos interesantes de este libro epistolar es el cambio que se produce en 1945 cuando las cartas de Dahl comienzan a ser más tristes y parcas. En ellas parece recaer el peso de las enfermedades que rodearon su vida. El grave accidente de uno de sus hijos, la muerte por sarampión de su hija Olivia cuando solo tenía siete años de edad y el coma de su primera esposa, Patricia Neal, fueron momentos que lo pusieron a prueba y que marcaron su escritura. Roald Dahl murió en 1990 en Oxford a causa de una leucemia.

 

Foto:

Deje su mensaje

Debes estarsuscrito para enviar un comentario.