Revista Intemperie

Poeta sirio Adonis: “La verdadera revolución es separar la Iglesia del Estado”

Por: Revista Intemperie
adonis

 

En una difundida entrevista concedida al diario El País, el famoso poeta sirio Adonis, realiza un crudo diagnóstico de los gobiernos y la cultura totalitaria imperante en la mayor parte de los países árabes, y expresa pocas esperanzas de un cambio inminente.

Exiliado en París desde 1986, donde llegó escapando de la Guerra Civil en Siria, Adonis, de 85 años, manifiesta su sentimiento de horror ante los últimos atentados: “Fue horrible, no eran sirios. Eran mercenarios.”

En su libro Violencia e Islam (Ariel, 2014), aborda sin miramientos algunos de los temas que trata también en su última entrevista. En esta expresa preocupación por el poder que ejerce ISIS a nivel cultural, y no sólo militar, y por la mentalidad totalitaria que rige los países árabes y que encuentra correlato en regímenes dictatoriales. Según Adonis la verdadera revolución es lograr la separación entre la Iglesia y el Estado.

Aquí algunos de sus principales conceptos en torno a estos temas:

¿Por qué ISIS tiene tanto arrastre entre jóvenes árabes?: “Están influyendo en las mentalidades, sin duda. Hay una memoria histórica hacia Occidente y al mismo tiempo existe un estado psicológico, la frustración de los árabes en todos los planos. Por eso Daesh (ISIS, según sus siglas en árabe) puede influir en tanta gente. Daesh ha logrado encontrar un espacio en la mentalidad de algunos árabes, que viven en una atmósfera de nihilismo. Es necesario buscar las raíces de esta influencia, combatir a Daesh también con la cultura. No se puede hacer solo con el Ejército”

Regímenes árabes son totalitarios: “No hay ninguna diferencia entre los regímenes árabes, son todos tiránicos. Sólo hay pequeñas variaciones, se trata de diferencias de grado, no de naturaleza. Ningún régimen árabe es democrático, en nuestra historia no conocemos la democracia. No hay derechos humanos, las mujeres se encuentran encarceladas dentro de la ley coránica, la Sharia. Aunque es verdad que en Túnez se han producido algunos progresos, las mujeres no existen ni tienen su destino en sus manos. Todos los regímenes árabes son la misma cosa: tiranías. Y lo que es más sorprendente todavía: es que sus opositores están hechos de la misma madera. Representan la otra cara de la misma moneda.”

Revolución: “Han degollado a personas, han metido a mujeres en jaulas y las han vendido como si fuesen mercancía (…). Han destruido inmensas obras de arquitectura y de arte, han destruido y saqueado los museos. No es una revolución, una revolución debe conservar la historia, el arte… ¿Qué revolución destruye el zoco de Alepo, una obra maravillosa? ¿Podría una revolución siria auténtica destruir Alepo o Palmira?”

Separación entre Iglesia y Estado: “No puede haber una revolución árabe sin una separación total y radical entre la religión y la cultura, la sociedad y la política (…). Sin eso no podemos hablar de revolución. Lo que ocurre en el mundo árabe es un conflicto en torno al poder, porque en el pensamiento de los musulmanes no hay un problema en la sociedad, el problema está en el poder. ¿Ha leído usted alguna petición para separar la iglesia del Estado, para liberar a las mujeres? Nunca. Es un conflicto por el poder. Pero lo esencial no es cambiar el poder, sino la sociedad.”

 

Foto: Bernardo Pérez / El País

Deje su mensaje

Debes estarsuscrito para enviar un comentario.