Revista Intemperie

Participación civil en la Dictadura: Entrevista con Javier Rebolledo

Por: Nicolás Poblete
javier rebolledo

Nicolás Poblete conversa con el autor de A la sombra de los cuervos, nuevo best seller de Javier Rebolledo

 

A solo dos semanas de su lanzamiento, A la sombra de los cuervos se posicionó como top 3 de los libros más vendidos en nuestro país, en la categoría de no-ficción; un loable logro, si consideramos que su temática no solo nos hace recordar nuestro pasado reciente inundado de sangre y dolor, sino de lo que vivimos hoy como producto de esa misma debacle, transformada en réplicas y réplicas que nos siguen azotando, de modos insospechados e igualmente tremendos.

a la sombra de los cuervos

Este no es un libro para quienes quieren mirar hacia un lado y evadir nuestro acontecer actual. Tampoco es el libro que recomendarían las revistas frívolas para leer este verano. El tercer libro de Rebolledo es una guía única que a muchos molestará, pero que se inspira en una necesidad fundamental: la de saber más. Sin pelos en la lengua, A la sombra se propone comprender nuestro estado presente a partir de su investigación geológica, que excava capas y capas de significados históricos para presentar(nos) nuestro escenario actual en todo su caótico y parlante aturdimiento.

El contundente aporte de esta publicación radica en su innovador ángulo. Como señala Dauno Tótoro en el prólogo: “Ha sido menos frecuente… que en el recuento de los horrores de la dictadura se tipifiquen como atentados a los derechos fundamentales… las reformas laborales, en salud y educación; las reformas tributarias, las del sistema de pensiones”. Tótoro habla de la telaraña de complicidades y destaca: “Lo que se demuestra en este libro… es que la simbiosis entre uniformados y empresarios, entre asesinos y usurpadores, fue total y práctica”.

Con su tercer libro, Rebolledo vuelve a hacer gala de su capacidad de documentación, pues se remonta a los orígenes de la dictadura, a partir de un sinnúmero de archivos y testimonios, para proyectarse hasta el presente año, con casos, sumarios, pactos en proceso. A la sombra de los cuervos es en sí un expediente de gran valor, tremendamente necesario para entender nuestra erosionada sociedad actual.

Como parte de un proyecto editorial tu trilogía ha gozado de una visibilidad impresionante, convirtiendo cada ejemplar en un bestseller. Algo parecido ocurrió con el libro de Nancy Guzmán, Ingrid Olderock. La mujer de los perros. ¿Qué necesidades refleja este fenómeno editorial?

De un tiempo a esta parte la sociedad chilena ha tenido la necesidad de conocer en profundidad lo que sucedió durante la dictadura. No solamente la generación que lo vivió, sino una generación más joven, que coincide probablemente con el movimiento estudiantil, del 2006 hasta la fecha. Hasta antes de eso el tema de los Derechos Humanos había vivido cierta depresión por parte del público, y a partir de este movimiento, que tiene relación con varios tipos de violaciones, se ha hecho evidente esta demanda de información, entusiasmando a otras generaciones. Esto es lo que veo en la composición de mis libros. El material que yo produzco ha sido acogido por editorial Ceibo, que se ha especializado en este tipo de temas. Es una intención y también una necesidad de la propia editorial el divulgar estos contenidos; tiene que ver con su perfil editorial, con su equipo y también con el rol que tuvieron ellos en la resistencia a la dictadura.

En tu introducción justificas tu investigación frente a la posible objeción de un capricho investigativo. Por otra parte, el último capítulo ofrece “la lista que el ejército no quiere que se conozca”. ¿Cómo redondeaste tu corpus, considerando que incluyes archivos de este mismo año 2015?

La lista responde a una cuestión que tiene que ver con el hecho de que fueran los civiles los cómplices. Si bien la lista sobre el ejército es de quienes sirvieron, luego pasaron a conformar esta lista, civiles de planta, por lo tanto encajaban en el universo informativo que yo había contemplado para este libro. Si bien esta lista no es parte del cuerpo del libro propiamente tal, me parecía importante precisamente por la petición de ciudadanos respecto a civiles que participaron, sin embargo, el grueso de la información y su discriminación, edición, tiene que ver con gente, civiles que prestaron servicios a la dictadura y se favorecieron de la dictadura y su trabajo. Su servicio, su complicidad, se expresaron en un beneficio propio y en parte de la refundación que hicieron los mismos civiles, y que se ve hoy a modo de reformas al sistema político, económico y social.

En “los hombres más ricos de Chile” (entre los que se nombra a Álvaro Saieh, dueño de COPESA), vinculados a las privatizaciones durante la dictadura, vemos un manto que se extiende hasta el conflicto indígena (la aplicación de la Ley antiterrorista, la preocupación de la ONU, etc.) ¿Cómo se distingue este mapa hoy, en términos de cobertura y manipulación?

El libro explica cómo estas personas partieron durante la dictadura, privatizando, siendo parte del grupo de tecnócratas de la Universidad Católica, y que se dedicaron a trabajar, beneficiándose con las privatizaciones, a la vez que estaban involucrados a casos de derechos humanos. La historia de estas personas se cubre desde su pasado original de la dictadura hasta el presente. Así se va conformando este tejido. Con cada personaje hice un mapa, y, así, veo a cada personaje como parte de un tejido que se produce con otros personajes. En el libro se hace un análisis de como los Matte ocupan de tribuna el conglomerado COPESA para primero alegar en contra de los gobiernos de la concertación (Frei), por la nueva aplicación de la ley antiterrorista, y se cuenta cómo a través de ese medio van quedando conformes con la distorsión de la cobertura, hasta el gobierno de Lagos, quien aplicó con mas rigor la ley antiterrorista. Lo mismo ocurre con el Mercurio, Agustín Edwards y un gran grupo de civiles que organizaron el golpe, y se analiza en función a un reportaje del Mercurio donde se examina el conflicto indígena, por ejemplo con la quema de un quincho en la octava región, para presentar una pantalla, un verdadero trabajo estratégico, que encubre las reales intenciones lucrativas, que pretenden comprar terrenos e instalar proyectos estratégicos en la zona. El Mercurio publica un gran artículo donde habla de Eleodoro Matte y la excelente relación con los mapuches, y cómo agentes externos estarían provocando la violencia.

Un aspecto notable de tu investigación es la presencia religiosa, la creencia en una divinidad o, por lo menos, el uso de este discurso por parte de numerosos casos (egresados de la Universidad Católica, devotos, etc.) ¿Por qué crees que es necesario resaltar este rasgo?

Porque aparece como una contradicción. Este rasgo de devoción que tienen muchos católicos, estas ramas vinculadas al poder económico, como puede ser el Opus Dei, en el caso de Jaime Guzmán, o el de los Legionarios, más vinculados a los Matte. Es increíble ver cómo se diferencian, van en contra de los postulados que uno creería que la iglesia persigue e intenta comunicar a los ciudadanos. Impacta la adecuación que estos grupos hacen de los valores, como la fraternidad, preocupación por el otro, la empatía. Cómo lo adecuan y terminan creando un discurso que les otorga paz y tranquilidad, para seguir cometiendo abusos dignos de un delincuente común.

Un ángulo no tan divulgado es el del arribo nazi a Chile, labor que facilitó Pinochet como agregado militar en Ecuador. ¿Qué repercusiones ha traído esto a nivel social?

Tengo como referencia lo que pasa en las redes sociales. El pasado nazi, esta tendencia, el hecho de haber sido voluntarios a la oficialidad nazi, tan parecida a la ruta de las ratas, y después haber tenido la participación desafortunada en la dictadura, era parte de un continuum histórico que era necesario narrar. La reacción de la gente ha sido un poco extrema, ya que por el mero hecho de haber participado en el eje nazi los transforma en culpables. Creo que este hecho es un elemento más que hay que considerar dentro de este continuum que se intenta narrar a través de mi libro, en especial en el capítulo sobre la familia Kast.

A la sombra de los cuervos cierra tu trilogía. ¿Qué proyectos tienes en mente?

Varios. Ahora estoy tratando de dirigir una película para adaptar una versión de La danza de los cuervos. Una vez terminado eso, pretendo concretar la publicación de otro libro para CEIBO, a partir de un grupo distinto de personas que hicieron resistencia en la dictadura. Gente que incluso cumplió roles de empresarios, pero que, a veces, hasta de modo camaleónico, hicieron su resistencia. Creo que es necesario conocer estas historias.

 

A la sombra de los cuervos. Los cómplices civiles de la dictadura.

Javier Rebolledo
Ceibo, 2015

Foto: chilevision.cl

Temas relacionados

• La mujer de los perros. Por Nicolás Poblete

Deje su mensaje

Debes estarsuscrito para enviar un comentario.