Revista Intemperie

Nuestra historia es más distópica que ideológica: una entrevista a Voluspa Jarpa

Por: Nicolás Poblete
25 de enero de 2012

La artisa Voluspa Jarpa da una entrevista en su casa

Fot¿grafo: Domingo Burgos / La Tercera Voluspa Jarpa

A propósito de su muestra, Nicolás Poblete conversa con la connotada artista nacional

 

Desde el 23 de septiembre hasta el 30 de octubre la galería Isabel Aninat ofrecerá la muestra “Utopía/Distopía” de la artista chilena Voluspa Jarpa. Esta reúne algunos de sus trabajos recientes en torno a los archivos desclasificados de la CIA sobre Chile y otros países latinoamericanos. Dentro de ella se hallan obras emblemáticas como La Biblioteca de la No-Historía (2011), la obra Serie de la Distopía-Homenaje a George Orwell (2013), la obra Archivos D Menos- Serie Clasificar, enumerar y destruir (2015) y la serie Leer el tiempo (2015).

A través de ellas la artista explora la tensión que se produce entre las narrativas oficiales de la Historia, puesta en jaque por la información que los archivos contienen. Además la obra explora las narrativas posibles que se producen a través de los textos tachados y censurados, y las imágenes contenidas en los archivos.

La exposición reúne tanto una exploración conceptual derivada de sus investigaciones de los últimos 13 años, como su visibilización a través de recursos materiales diversos, tales como objeto, instalación, fotografías e impresión en diversos soportes. La exhibición es sin duda una oportunidad para ponerse al día con respecto a la producción de la obra de Voluspa Jarpa, cuyas últimas exhibiciones han sido realizadas fuera del circuito nacional, en Madrid, Sao Paulo, Nueva York, París, Estambul.

¿Cómo seleccionaste tu material para esta muestra?

La exposición reúne cuatro series de obras que he desarrollado entre el 2012 y el 2015, y la selección se organizó en torno a los conceptos de shock y conmoción que produce la información de los archivos de la CIA, así como ciertas ideas distópicas de destrucción de información, censura, en torno a la historia reciente en Chile y otros países latinoamericanos.

¿Cuál es tu óptica al momento de intentar digerir esta plétora de información, si consideramos que vienes recolectando archivos desde el año 1998, cuando se hacen públicos estos documentos?

He pasado por distintos momentos de digestión. En un principio, sin duda la relación entre información, secreto y tacha fue lo que más me impresionó, dado que lo que ellos producían era una sensación caótica de información, imposible de asimilar. Sin embargo, por otro lado, entregaba detalles de aspectos de la historia de Chile que son desconocidos. Los documentos dan cuenta de una vigilancia y una reacción de poder sostenida a lo largo del tiempo entre las élites chilenas y los EEUU, y entregan una cantidad de información muy grande que permite comprender que la historia de Chile no es algo que se pueda pensar como un producto solamente chileno: este es el segundo momento de asimilación. En él vemos que la historia de los países en general es una historia de tensión y relación entre los poderes, en cada uno de ellos, regionales, geopolítcos, económicos, donde las soberanías son mucho más frágiles. Por lo tanto la noción de historia hecha por un lugar con fronteras soberanas es una reducción escolar de lo que es la historia. En un tercer momento, que es ahora, al ir ampliando la información hacia otros países latinoamericanos, he logrado comprender esta historia regional como una mucho mas imbricada, bastante más distópica que ideológica. Tiene mas que ver con el poder del capital que con discusiones utópicas.

Considerando que tu obra es bastante radical, ¿cómo te aproximas a esta realidad a través de un discurso o lenguaje estético?

El proceso de trabajo con esta información ha sido muy significativo para el desarrollo de mi lenguaje artístico, pues ha significado invertir una cierta condición de la relación entre forma y contenido. Yo primero tengo el contenido y, según lo que quiero destacar o evidenciar de ese contenido, llego a las materialidades y lenguajes perceptuales, no solamente visuales. Así, si quiero poner énfasis en la relación entre texto y borradura, debo pensar en qué tipo de materialidades, soportes, y de qué maneras selecciono estímulos materiales para que se produzcan ciertas lecturas del contenido. Eso me ha llevado a trabajar con soportes muy diversos; instalación, materialidades de todo tipo, videos, objetos, performances. Lo que más me interesa del arte, es como éste se relaciona con el mundo que habitamos.

 

Foto: latercera.com

Deje su mensaje

Debes estarsuscrito para enviar un comentario.