Revista Intemperie

La poseída

Por: Revista Intemperie
la poseida

 

El domingo recién pasado se estrenó por las pantallas de TVN la esperada serie nocturna que el canal estatal venía anunciando hace algún tiempo: La poseída, guión inspirado en el caso de Carmen Marín (Luciana Echeverría), que el periodista Patricio Jara recopiló y estructuró en formato de crónica, La endemoniada de Santiago (Vergara 2010). Este caso de posesión demoniaca fue uno de los primeros conocidos como tal en Chile en el año 1857 y al mismo tiempo, uno de los casos que sentó las bases de la psiquiatría en el país, constituyéndose como una rama separada de la medicina tradicional. En este caso, lo religioso y lo científico se vieron enfrentados sin poder conciliarse, pues el Presbítero a cargo, José Raimundo Zisternas (en la serie, Marcelo Alonso), estableció que se trataba de un caso de posesión y los médicos a su vez, lo definían como histeria, a excepción de Benito García Fernández, médico español que frente a los hechos, admitía como posible la hipótesis de Zisternas.

Por otro lado, en la serie se intenta plasmar las prácticas espiritistas de la clase alta a mediados del siglo XIX, tema trabajado en profundidad en el libro Voces de ultratumba: historia del espiritismo en Chile (Taurus 2006), del historiador Manuel Vicuña. Si bien, ambos temas trabajados en la serie se presentan como interesantes y muy didácticos, es posible que se vean ciertamente algo opacados al sumar el ingrediente sentimental en el desarrollo de la historia, pues no necesariamente se da de manera natural, sino que se percibe algo forzado e incluso poco coherente con la importancia del caso central. De todas maneras, habrá que esperar el avance de los capítulos para ver si realmente se trabajaron de forma precisa tan atractivos temas de la historia de Chile.

 

Foto: tvn.cl

Deje su mensaje

Debes estarsuscrito para enviar un comentario.