Revista Intemperie

Primer sitio on line para promover infidelidad femenina

Por: Intemperie
gleeden francia

 

Desde hace un tiempo a esta parte, Francia ha estado en la palestra a raíz de escándalos sexuales como el del presidente Hollande, a quien se descubrió engañando a su pareja oficial con una actriz, hecho que que derivó en una separación y un cuestionamiento de su vida personal. Pareciera que bajo ese contexto, la aparición de publicidad de un sitio web de citas para personas casadas no fuera la gran cosa, pero incluso en la Francia liberal la última publicidad del dicho sitio ha causado respuestas negativas, generando un debate nacional. En la publicidad se evocaba la tentación de Eva con una manzana mordida, incitando a las mujeres casadas a buscar amoríos extramaritales.

El sitio web, Gleeden, se promociona a sí mismo como “el primer sitio para relaciones extramaritales diseñado por mujeres”, lo que según Solène Paillet, su vocera, es una forma de hacer justicia para las mujeres francesas, quienes han sido engañadas durante siglos, además de ser castigadas de forma más severa que a los hombres por cometer adulterio, incluyendo penas de cárcel e incluso siendo recluidas en conventos. Paillet dice que la idea es otorgarles a las mujeres independencia sexual de sus maridos.

En varias ciudades de Francia se ha ordenado retirar la publicidad del sitio web de los buses que la llevaban. Además, sus oponentes se han movilizado contra el sitio en las redes sociales, otorgando ejemplos de una división cultural prominente en Francia relacionada a las líneas entre la moral pública, las conductas sexuales privadas y la tan cacareada libertad de expresión.

A la discusión también se ha sumado la Asociación de familias católicas, agrupación que entabló anteriormente una querella contra los sitios American Publisher y Black Divine en la Corte Suprema de Paris. El grupo católico dijo que la publicidad era cruda e inmoral, además de infringir un artículo del código civil, escrito en 1804 durante la época napoleónica e invocada durante los matrimonios, que estipula que las parejas casadas deben mostrarse respeto, fidelidad, ayuda y asistencia. Aude Ducros, vocero de la Asociación, manifiesta que “La infidelidad corrompe a la pareja y a la familia y destruye la estructura social de Francia. Es inmoral promover públicamente el adulterio, y es hiriente para quienes han sido víctimas de él.” Por lo anterior, mencionó que están dispuestos a trabajar en contra de Gleeden.

Versalles se encuentra en la lista de lugares donde se ha ordenado retirar la publicidad. Lo cómico es que precisamente en ese lugar se encuentra el famoso palacio de Luis XIV, conocido por tener un extenso prontuario de amantes. La compañía de buses locales decidió eliminar todo tipo de marketing del sitio web debido a que recibió más de quinientas quejas en una semana, hecho que los llevó a tomar la determinación puesto que en un año normal sólo reciben novecientas quejas.

Las redes sociales también han tomado parte en la discusión en torno a Gleeden, pues la petición oficial en contra del sitio ya cuenta con más de 20.000 seguidores, mientras el hashtag #stopgleeden prolifera en Twitter.

Toda la polémica generada en torno a la publicidad de la manzana, refleja el profundo conservadurismo social en Francia, potenciado además por la lucha contra la inmigración y la defensa de los valores tradicionales de la familia en esta nación denominada católica romana, donde también han tenido lugar concurridas protestas en contra de la legalización del matrimonio homosexual.

Esa fuerza conservadora ha servido de complemento perfecto para Gleeden y otros sitios similares que han buscado atraer suscriptores con publicidad controversial, pues otra campaña del cuestionado sitio en el metro de Paris, sugiere que tener un amante es más económico para el servicio nacional de salud que tomar antidepresivos.

Otras compañías han llegado mucho más allá, incluso usando la imagen del presidente Hollande y sus predecesores, con manchas de lápiz labial en sus caras, acompañados de la frase “¿Qué tienen ellos en común? Deberían pensar en ashleymadison.com”

Gleeden fue lanzado en el 2009 y hasta el momento tiene un millón de suscriptores en Francia y más del doble a nivel mundial. La vocera de la compañía acusa a la sociedad francesa de censura, aludiendo a que las posibles leyes en contra, fueron despenalizadas en 1975. Junto a esas declaraciones, Poillet agregó que no le parece lógico, pues sólo hace un tiempo los franceses se manifestaron en las calles por la libertad de expresión en relación al ataque terrorista sufrido por la revista Charlie Hebdo, pues “en el 2015 las organizaciones religiosas de cualquier tipo, no deberían dictaminar la moralidad de los franceses.”

 

Foto: lelibrepenseur.org

Deje su mensaje

Debes estarsuscrito para enviar un comentario.