Revista Intemperie

Cinco autores para 2015

Por: Andrés Olave
autores para el 2015

Andrés Olave esboza sus preferencias literarias y sugiere títulos para disfrutar durante las vacaciones

 

Llegan las vacaciones y por fin la oportunidad de ponerse al día con todos los libros que durante todo el año pasado no pudimos leer y que se suman a los libros de otros años que tampoco pudimos leer y que al final conducen a la desazón del bibliófilo y al caos del bibliotecario. Pero supongo que este verano podemos hacer un esfuerzo, un mínimo gesto, para demostrar que aún podemos leer y sobrevivir a la crueldad de nuestro tiempo. Y en aras de aprovechar el mínimo tiempo a disposición me permito sugerirles unos cuantos autores que han sido editados recientemente:

william gaddis

Foto: Sarah Gaddis

William Gaddis

Autor clave para comprender el devenir de la literatura norteamericana del siglo XX, Gaddis era para nosotros un cuasi desconocido hasta que la editorial Sexto Piso se entregó a la noble tarea de publicar recientemente toda la bibliografía en español. Aparecida hace unos pocos meses en España y a punto de llegar a nuestro país, Los reconocimientos, la primera novela de Gaddis puede que sea simplemente el mejor libro del año. Tratada en su tiempo de incomprensible y difícil, abandonada por los críticos que sin leer el libro lo lanzaron a la hoguera, la novela ha sabido levantarse con el paso de los años y erigirse como uno de las obras más trascendentes de su época y que supo influenciar a la mejor generación de escritores norteamericanos desde Thomas Pynchon hasta David Foster Wallace. Del mismo autor y también disponible por Sexto Piso se encuentran Ágape se paga, Gótico Carpintero y la monumental JR. De paso y para enterarse de la sabrosa polémica que surgió por la mala interpretación que en su época hicieron los críticos de Los Reconocimientos, recomiendo también ¡Despidan a esos desgraciados! de Jack Green.

thomas pynchon

Thomas Pynchon

Después de ese complicado ladrillo que resultó ser Contraluz, y después del nostálgico y divertido Vicio Propio (que este año saldrá en los cines de la mano de Paul Thomas Anderson), Pynchon regresa con las armas cargadas para ajustarle las cuentas a nuestro siglo. Si su trabajo ha estudiado cada uno de los momentos de la historia americana, ahora ha llegado el minuto de revisar nuestro azaroso presente visitando la Nueva York de 2001, unos pocos meses antes del ataque a las torres gemelas. Si bien Al límite recibió en su momento criticas dispares, puede que sea un buen punto de entrada para conocer la obra de este escritor al cual la mayoría de los críticos como el mayor escritor norteamericano vivo. También para el verano, la playa y para afirmar la toalla: Un lento aprendizaje, El arco iris de gravedad y Mason & Dixon.

byung-chul han

Foto: Michael Hudler

Byung-Chul Han

Una de las gracias de este filósofo coreano es su actualidad. Nadie corre con más ventaja (y autoridad) que Byung Chul Han a la hora de debatir las contradicciones de nuestra modernidad. Estudiando la imposibilidad del surgimiento del deseo amoroso en la hipermodernidad (La agonía de Eros) hasta las implicancias solipsistas del cansancio que nos produce la actividad incesante del quehacer cotidiano (La sociedad del cansancio). Analizando con atención las trampas de una sociedad que aspira al discurso correcto y que no ofenda a nadie (La sociedad de la trasparencia) hasta el significado oculto de un sistema que nos guía por hilos invisibles que hasta entonces solo podemos creer provenientes de la bruma de nuestro yo (En el enjambre, Psicopolítica). Junto al por ahora famoso Piketty, los libros de Byung-Chul Han son los que todos deberíamos leer para entender ese vértigo (y ese timo diría Kundera) en el que se ha convertido nuestro presente.

philip k dick

Philip K. Dick

Quizás bajo la excusa que este año se estrenará la serie de El hombre en el castillo podamos permitirnos volver a visitar a uno de los más grandes escritores de nuestro tiempo. Autor de, entre otros clásicos, Blade Runner (en castellano ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?), Una mirada a la oscuridad y Ubik, este verano (o el año completo) puede servirnos para darnos una vuelta por la obra de K. Dick y visitar las desviaciones y las paranoias de nuestro mundo ya perteneciente a lo que los antiguos consideraban “el futuro”. Leer la tierna y patética Fluyan mis lagrimas dijo el policía, o darle la vuelta completa a su serie de novelas religiosas Valis, La invasión divina, La transmigración de Timothy Archer y Radio libre Albetmut –esta ultima debería llegar a los cines (y torrents) este año. Para los más avezados y aún en inglés queda la extraordinaria Exegesis, compilación de sus diarios personales donde Dick documenta y teoriza sobre sus experiencias religiosas y el sentido del mundo.

susan sontag

Foto: Sophie Bassouls/Sygma/Corbis

Susan Sontag

Last but not least, la Sontag recibió bastante atención durante el año recién pasado por la aparición de La entrevista completa de Rolling Stone y a partir de allí puede que sea una buena idea darle un vistazo a su obra, ensayos como Bajo el signo de Saturno, Contra la interpretación y Sobre la fotografía; o revisar su producción narrativa: El amante del volcán, En America, Yo, etcétera. Además buena parte de los libros mencionados en este artículo cuestan un ojo de la cara, a excepción de los libros de la Sontag que siempre bordean los cinco o seis mil pesos en librerías. Una razón más para leerla.

Un comentario

  1. Nydia Pando dice:

    Sontag es mi novia (sí, como niña de primaria y todo).

Deje su mensaje

Debes estarsuscrito para enviar un comentario.