Revista Intemperie

Lupita Nyong’o es la primera mujer negra en convertirse en rostro de Lancôme

Por: Intemperie

1CB592F5

De Lupita Nyong’o a Anita Tijoux, ¿en qué medida las minorías étnicas pueden convertirse en estereotipos de belleza?

 

Elegida como la mujer más bella del mundo por la revista People, la actriz estadounidense, ganadora del Oscar como mejor actriz secundaria por su papel en 12 años de esclavitud se ha convertido en la primera mujer de raza negra en ser elegida como rostro oficial de la marca de súper lujo Lancôme.

Resulta de alguna manera extraño que a estas alturas del siglo XXI, todavía queden “primeras veces” para artistas y modelos de raza negra. La designación de Lupita Nyong’o como rostro estelar de Lancôme lleva así a pensar en las políticas y criterios que ha regido a marcas de este tipo –que de alguna manera fijan los estándares de belleza en la sociedad contemporánea–, las cuales hasta ahora sólo habían escogido modelos de raza blanca. El sitial de Lancôme lo habían ocupado hasta ahora Penélope Cruz, Julia Roberts y Kate Winslet.

La designación de Nyong’o fue felicitada por Naomi Campbell, quien sólo el año pasado había acusado “racismo en las pasarelas”, señalando que se discriminaba a modelos de minorías étnicas y se privilegiaba a las de origen blanco. “Es una actriz a la que hay que mirar con orgullo” declaró Campbell.

Antes de ser seleccionada para el papel de Patsey en 12 años de esclavitud (en un casting donde participaron miles de aspirantes), Nyong’o era una actriz totalmente desconocida. De origen keniata, la estrella ha revelado que cuando niña se sentía “fea” por el color de su piel. “Deseaba que, al despertar, descubriera que era menos negra” ha declarado.

El reconocimiento de la academia –donde venció, entre otras, a Jennifer Lawrence–, ha transformado a Nyong’o también en un ícono pop, una súper estrella del marketing para las grandes empresas de la moda y la belleza. Por un lado, su estrellato sirve para redefinir los patrones de belleza, y por otro, corre el riesgo de ser transformada en lo que algunos críticos han denominado una “commodificación de la belleza negra”, la que resultaría validada sólo después que ser bendecida por Hollywood.

Según algunos comentaristas, de hecho, la nominación de ciertas superestrellas en los lugares de privilegio no ayuda a la igualdad racial, en tanto las tasas de encarcelamiento y desempleo (por ejemplo) de personas de raza negra, sigan siendo extremadamente altas en EEUU.

El caso de Lupita Nyong’o puede iluminar también una reflexión similar en Chile, donde este tipo de asuntos prácticamente ni se menciona. Después de episodios rampantes de discriminación, como por ejemplo el hecho de que a Anita Tijoux se le gritara “cara de nana” en un concierto (como si esto fuera un insulto), vale la pena preguntarse cuántas modelos existen en el país, que pertenezcan alguna minoría étnica, y cuántas veces figuras pertenecientes a alguna de estas minorías ocupa las portadas de las revistas. Un tema que da para pensar.

 

Foto:

2 Comentarios

  1. gonzalo dice:

    No nos olvidemos de este ensayo de nuestra poeta mayor Gabriela Mistral.
    http://www.gabrielamistral.uchile.cl/prosa/indio.html

  2. Gonzalo, me has dejado sin habla con el escrito de Gabriela Mistral.

    Muchas gracias, de verdad.

Deje su mensaje

Debes estarsuscrito para enviar un comentario.