Revista Intemperie

Ernesto Cardenal: “la canonización de Juan Pablo II es una monstruosidad”

Por: Intemperie

ernesto cardenal

El poeta nicaragüense Ernesto Cardenal (89) señaló en una entrevista publicada en el día de hoy que la canonización de Juan Pablo II es “una monstruosidad”. No reconoce lo mismo con la de Juan XXIII, a quien considera un “tremendo Papa” que revitalizó la Iglesia Católica.

Las declaraciones fueron realizadas al periódico ‘Micultura feriero’ editado por el Ministerio de Cultura de República Dominicana, en el marco de la Feria Internacional del Libro a la que el poeta asistió para recibir el Premio Internacional Pedro Henríquez Ureña, el pasado 24 de este mes.

Cardenal acusó a Juan Pablo II de “proteger” a “un monstruo”, refiriéndose a Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo, separado de la vida sacerdotal durante el papado de Benedicto XVI por pederastia. Para el poeta, Juan Pablo II y Benedicto XVI se dedicaron “a desmantelar toda la renovación de la Iglesia de Juan XXIII”.

Las diferencias del poeta con Juan Pablo II no son nuevas. En 1983, el Pontífice lo amonestó públicamente por ser un ministro sandinista y cercano a la Teología de la Liberación.

Refiriéndose a Francisco I manifestó que “ahora, dichosamente, ha venido un Papa nuestro, de nuestra América, del fin del mundo, como ha dicho él, que ha demostrado ser como un nuevo Juan XXIII, un nuevo milagro, como fue aquél”.

Respecto al ejercicio del actual Papa argentino, Ernesto Cardenal señaló que “lo está haciendo, más que con palabras, con hechos. Es una revolución lo que está haciendo en El Vaticano, lo que significará, en parte, una revolución en el mundo”.

El poeta –quien fue propuesto al Nobel de Literatura en 2005 y que recibió el premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana en 2012- aprovechó la ocasión para subrayar acerca de la actividad literaria que “el reto es que los poetas escriban una poesía que se entienda, que signifique algo para los demás, porque muchos escriben algo que es enigmático, hermético, sin sentido, con un lenguaje absurdo o irracional, que en algunos casos el autor no entiende ni él mismo”.

 

Foto: elpais.com

Deje su mensaje

Debes estarsuscrito para enviar un comentario.