Revista Intemperie

Otro indio para Hollywood

Por: Jaime Huenún
lautaro

Jaime Huenún acerca de la última aventura de Hollywood por llevar a los mapuches a la pantalla grande

 

Indios nunca han faltado en Hollywood, especialmente en los westerns, ese género cinematográfico nacionalista y maniqueo que alcanzó altos niveles de popularidad entre los años 40 y 70. Apuntamos lo anterior a propósito de una noticia sorpresiva y rimbombante, aparecida el 18 de abril en el Diario Austral de Temuco: Ted Field, productor de películas como El último samurai y Jumanji, incluyó en su portafolio un guion basado en la biografía de Lautaro, personaje que a su juicio posee todos los ingredientes para ser el eje central de “la mejor película épica de la década”.

El cerebro y promotor de tan espectacular proyecto es el guionista chileno Eduardo Novion quien, ni tonto ni perezoso, presentó la idea a una treintena de representantes mapuches en la Intendencia de la Araucanía. Luego de ese encuentro, el guionista señaló que los comuneros “Entendieron que este proyecto pone en el tapete mundial la causa mapuche”.

Naturalmente, lo que llama la atención aquí no es que un gringo se interese por las peripecias guerreras de un héroe aborigen. Tampoco incomoda el resultado de tal aventura fílmica, ni el tratamiento –más o menos previsible- que pueda tener la figura de Lautaro. Lo que provoca asombro es la conducta de Novion, porque está claro que presentar una empresa de este calado a la consideración de 30 indígenas no es cosa de todos los días. ¿Quiere aplausos mapuches, Novion? ¿Quiere que los belicosos indios del sur legitimen su iniciativa? ¿Quiere el dinero indigenista del Estado?

La jugada, por cierto, se inscribe con astucia en lo políticamente correcto: convencer a mapuches y chilenos de las supuestas brillantes ventajas que un producto audiovisual globalizado puede generar. Ventajas económicas, pero también simbólicas; mediáticas, pero también políticas. Lo que propone Novion, en  el fondo, es sumar el capital histórico mapuche a las grandes ligas de la industria cinematográfica y, a la vez, subsumir  y “universalizar” particularidades étnicas y culturales en el gran tráfico posmoderno de las llamadas “otredades”.

No sabemos, claro está, si una película de estas características ayudará a liberar a los presos políticos mapuches; tampoco si podrá incidir en la recuperación de tierras o en el reconocimiento constitucional de los pueblos originarios. Sospechamos que es muy poco probable, básicamente porque el cine de este tipo funde en una sola pasta conflictos entre buenos y malos con toneladas de popcorn entretenido y, este caso, convenientemente exotizado.

Con seguridad, un contingente no menor de mapuches inflará el pecho al ver en pantalla el biopic de uno los suyos. En general,  la clave épica y mágica de tono sensiblero es de total gusto masivo, cosa que bien sabe la industria del cine desde hace casi un siglo. Por lo mismo, no vemos cómo un film “étnico” hollywoodense pondrá en el tapete mundial una causa de múltiples aristas que aquí se desconoce y que permanece irresuelta, por muchas y variadas consultas que se hayan hecho a un grupo de legítimos depositarios de la Historia originaria.

 

Foto: Lautaro, de Pedro Subercaseaux

Un comentario

  1. Javier Campos dice:

    Cuando Sanjines en Bolivia hizo “La sangre del cóndor” pidió permiso a comunidades indígenas y estas se lo dieron y muchos fueron actores principales o extras. La muy interesante película que tocaba el problema del agua en comunidades indígenas de Bolivia juntó al tema de la llegada de Colón al nuevo mundo no fue un film que tomará a los indígenas como estereotipos ( me refiero al film “También la lluvia” de 2011). El asunto es que no se sabe como será tratado el personaje Lautaro que fue un personaje del poema “La Araucana” así como personaje histórico . Poema que fue una crítica a lo que hacían los conquistadores en el nuevo mundo. Así que no se sabe como sería la historia de esa película de la que habla el poeta chileno y se lanza con furia a atacar al imperio gringo. EEUU ha hecho terribles películas sobre sus indios pero muchas contando las atrocidades que padecieron quitándoles sus tierras los blancos . En el caso de esta posible película sobre Lautaro, Huenún
    habla de vender las aceituna antes de cosecharlas.

Deje su mensaje

Debes estarsuscrito para enviar un comentario.