Revista Intemperie

Rap en Afganistán por los derechos de la mujer

Por: Intemperie

ramika khabari

Después de la caída de régimen talibán, el 2001, Afganistán ha recorrido un lento camino hacia la igualdad de derechos de la mujer. El regreso de millones de emigrantes y el acceso a Internet, ha cambiado el aspecto de un país donde más del 60% de la población tiene menos de 25 años.

Fue precisamente a través de Internet que Ramika Khabari, joven afgana que ahora cuenta apenas con 19 años, aprendió el inglés y descubrió el rap. Hasta entonces su mayor tema de preocupación eran el bullying y los insultos que las chicas recibían en la escuela por parte de los chicos. “Si hay una chica inteligente, los chicos presionan para que no destaque” declaró al diario El País.

Cuando una rapera australiana visitó su universidad, Khabari le pidió ayuda y comenzó a desarrollar sus primeras canciones de rap. Así empezaron a surgir canciones que ventilaban su crítica política a la opresión que sufren las mujeres en su país. Uno de sus temas “Doghtar afghan” habla de mujeres que sufren palizas a manos de sus hermanos o maridos. Continuó así la estela de Soosan Firooz, la primera rapera afgana conocida, que hablaba del drama de los refugiados, emigrada hoy en India.

Ahora Ramika Khabari parece haber tomado el liderazgo, atreviéndose a salir en televisión y descubrir su rostro. Esto no ha sido gratis, pues su seguridad se ha visto amenazada y muchas otras chicas le han vuelto la espalda en la universidad. Pero también hay grupos de mujeres que la apoyan.

Otro de sus temas se llama “Best luck to the next generation” (Que la siguiente generación tenga mejor suerte). Según Khabari el futuro está en la política, y llama a los jóvenes a votar para construir una sociedad que promueva la educación de la mujer y el respeto efectivo a sus derechos. Las próximas elecciones en Afganistán servirán de prueba para ver si su mensaje ha tenido resonancia.

 

Foto: El País

Deje su mensaje

Debes estarsuscrito para enviar un comentario.