Revista Intemperie

Nymphomaniac de Lars von Trier se estrena en EEUU con críticas tibias

Por: Intemperie
nymphomaniac vol1

 

La última película del cineasta danés ícono de la cultura contemporánea se ha estrenado esta semana en las salas de Estados Unidos. Nymphomaniac volumen I (el segundo volumen se estrena en un par de meses), viene precedida de una polémica aún mayor que caracteriza los filmes de su autor, con anotaciones de misoginia, depravación y mera superficialidad. El film cuenta con numerosas escenas de sexo explícito y desnudos frontales, que coquetean con el cine porno, además de abordar, por supuesto, el tópico tal vez ‘tabú’ de la ninfomanía.

Pero ¿es toda esta agitación real, y comprensible? ¿O es simplemente una reacción más bien surgida de la represión y “cartuchismo” de ciertos sectores de la sociedad, que se escandalizan frente a cada nuevo retrato de temas que ya hace tiempo dejaron de ser realmente “tabú” (a lo más son simplemente temas incómodos o particulares)?

Esta semana en EEUU el filme de Lars von Trier ha generado distintas reacciones. El New Yorker publicitó una elíptica reseña que parece proceder en el intento de “desenmascarar” el film. Según su artículo, se trataría de una “pataleta sexual sin alegría”, realizada por un director brillante, pero con un contenido más bien vacuo y “filmada con indiferencia”. Se critica también un sumergido discurso moral, donde la mujer ninfómana resulta castigada a través de una relación masoquista, y con un guión plagado de “seudo-intelectualidades, y citas de Wikipedia”. Nada muy cautivante al parecer.

Los Angeles Times entregó una crítica más tibia, en que consideraba la película “más clínica que sexual” (se hacía referencia a una sucesión de penes numerados con post-it), señalando que se ajustaba mejor al formato de una “comedia de las costumbres” antes que al de un filme sobre sexualidad.

El New York Times por último, fue más indulgente, haciendo énfasis en la brillante carrera de von Trier, destacando las actuaciones que lograba y su capacidad de, a pesar de todo, provocar un shock estético.

 

Foto:

Un comentario

  1. alejandra dice:

    Hace 2 días vi la película en el cine Sture de Estocolomo, la versión abreviada de 4 horas 1/4. Absolutamente recomendable y dejándose de pompa y circunstancia respecto a una mirada “intelectual” y el cartuchismo… Lars Von Trier nos adentra a una reflexión potente respecto a el diálogo, la niñez, los excesos, la traición. Se reconocen muchos elementos clásicos y eso es un agrado, imágenes inquietantes más no perturbadoras ya que ocupa una distancia que increpa.

Deje su mensaje

Debes estarsuscrito para enviar un comentario.