Revista Intemperie

Scarlett Johansson a propósito de Woody Allen, la campaña de SodaStream y su nuevo film

Por: Intemperie

under the skin

En conversación con The Observer, la musa norteamericana habla sobre el director acusado de abuso sexual, la polémica por la publicidad de SodaStream, y su nueva película donde representa a un alien

 

A propósito de una carta recientemente publicada por Dylan Farrow, hija de Woody Allen, en la que acusa a su padre de abuso sexual, y menciona a una serie de actores –entre ellos Scarlett Johansson–, para que se pronuncien sobre el tema, la musa norteamericana, en conversación con The Observer, prefiere evadir el cuerpo: “Me parece irresponsable tomar a un conjunto de actores, que verán activada su alerta de Google, y repentinamente arrojar su nombre en una situación en la que ninguno de nosotros podría de ninguna manera comentar algo con cierto conocimiento. Eso solo me parece irresponsable”.

¿Y acerca de la campaña en contra de Allen?, insiste la periodista, pero Johansson se mantiene firme: “No tengo conocimiento de una campaña de tal tipo. (…) son solo suposiciones.” “Sería ridículo si me pusiera hacer suposiciones en una sentido u otro”.

Acerca de la polémica por participar en una publicidad de una empresa de Soda, que cuenta con una fábrica en un territorio palestino ocupado por los israelitas, Johansson también demuestra notable firmeza y claridad en sus argumentos. La aparición en dicho aviso suscitó una carta de Oxfam –famosa institución solidaria inglesa de la cual la estrella es embajadora–, señalando que “los negocios que operaban en dichos asentamiento, promueven la pobreza imperante y la negación de los derechos de las comunidades palestinas que nosotros (Oxfman) trabajamos para apoyar.”

La reacción de Johansson, difícil de cualquier forma, fue sorprendente: renunció a su rol de embajadora de Oxfam. Ahora la entrevistadora le consulta si no le faltó información al aceptar la publicidad de dicha empresa:

“No, mantengo la opinión. Yo estaba en conocimiento de dicha fábrica antes de firmar el contrato (…) y aún así no me pareció un problema. Hasta que alguien ofrezca una solución para el cierre de dicha fábrica, dejando a toda aquella gente en problemas, eso no parece ser una solución al problema”.

“Pero la comunidad internacional dice que los asentamientos son ilegales y no deberían estar ahí” insiste el periodista. “Me parece que eso es algo muy fácilmente debatible” responde la actriz, y al final agrega “No hay un lado bueno y un lado malo en este tema”. La periodista insiste en el consenso internacional (UN, Cruz Roja, etc.) en contra de los asentamientos israelíes.

“De seguro, así es como lo ves tú” dice Johansson, cuya madre es judía y que, según la periodista ‘de seguro tiene opiniones muy claras acerca de Israel y sus políticas’. “Pero a mí me parece que si una organización no gubernamental está apoyando algo que está a su vez apoyando una causa política… hay algo ahí que me parece que no es correcto. Hay mucha evidencia de que Oxfam apoya y ha financiado el movimiento BDS (Boicot, Separación, Sanciones) en el pasado. Es algo que no puede ser negado”.

También hubo tiempo para hablar de su última película, aunque no tanto. El último papel de Johansson es en una película británica de ciencia ficción, de bajo presupuesto, y en la que la actriz hace el papel de un “alien” carente de emociones.  El director es Jonathan Glazer, a quien Johansson llamó un “genio” en la conferencia de prensa, y el film, Under the Skin, estrenado en Septiembre en Venecia donde obtuvo reacciones mixtas.

La película marca un quiebre en su carrera al ser un estreno poco comercial, pero algunos críticos han comentado que finalmente el rol que interpreta es uno habitual para ella: la sirena voluptuosa, que los hombres encuentran irresistible.

Para Johansson, sin embargo, que revela haber pasado varios años en comunicación con Glazer y haber participado en el proceso creativo del guión, resultaba “increíblemente desafiante representar un personaje que no posee juicio, que no tiene en verdad ninguna relación o emoción con la cual vincularse”.

“En este momento de mi carrera” declaró “es mucho más interesante estudiar algo que sé que puedo representar, aunque no sé cómo, antes que estudiar algo y decir simplemente ‘Ah, puedo hacer eso’ y después sólo hacerlo.

 

Foto: Scarlett Johansson en Under the Skin, de Jonathan Glazer (2013)

Deje su mensaje

Debes estarsuscrito para enviar un comentario.