Revista Intemperie

Los consejos de Lewis Carroll para mandar mails

Por: Intemperie
ocho o nueve palabras sabias sobre la escritura de cartas

Artículo publicado originalmente el 22/01/2014

 

Aparte de escribir la obra para niños más famosa del mundo, la figura de Lewis Carroll ha pasado a la historia por su afición a fotografiar niñas desnudas y escribirles cartas de amor. De este “solitario y célibe autor” como lo definió Borges, el Huffington Post rescató hace un tiempo su faceta de “cartista”, recordando un breve y sugerente texto titulado Ocho o nueve palabras sabias sobre la escritura de cartas. Si bien los consejos de este libro tienen más de cien años y fueron escritos pensando en las antiguas misivas de papel, bien podrán ayudarlo hoy a la escritura de correos electrónicos.

De este libro, el columnista hace algunos comentarios que aquí interpretamos libremente para usted:

Breve y libre interpretación de consejos (a partir de las sabias palabras de Lewis Carroll) sobre cómo escribir mails (y no sólo de amor).

1. No redacte su respuesta hasta que haya releído el mail. De esta manera su amigo, novia, o amante, no tendrá que enviarle otro mail preguntándole: “¿Leíste lo que te escribí?”

2. Para demostrar que realmente comprendió el mail que está por responder (más allá que esto último sea cierto), siempre es bueno re-escribir las propias palabras del mail recibido.

3. Si se ha expresado insistentemente de manera clara, evidente, y aún así no lo están entendiendo, por favor, no vuelva a insistir. Lo más probable es que su genial idea-comentario-propuesta-proyecto (de la cual seguro está enamorado) no es tan genial que digamos.

4. Ante un mail desmedido, iracundo, de esos que tarde o temprano llegan, lo último que usted debe hacer es perder el control. Ponga un “paño frío” a su instinto asesino y a continuación, deje abierta la posibilidad a que renazca el amor.

5. Según el calibre de la burla, siempre trate de exagerar lo suficiente como para que ésta sea evidente. Recuerde que una mala broma puede ser el comienzo del fin (o el principio de algo mejor, ¿quién sabe?).

6. Por favor, y tal vez lo más importante, olvídese de tener la última palabra… o por lo menos, no lo haga todo el tiempo.

En días de Facebook, Twitter, y cuanta cosa usamos para estar conectados, estos consejos podrán ayudarlo para salir airoso, o por lo menos, no perjudicado, de su próximo entuerto comunicacional. Recuérdelos antes de responder su próximo whatsapp.

 

Foto: Eight or Nine Wise Words About Letter-Writing (postage-stamp case), Lewis Carroll. (Oxford: Emberlin, 1890)

 

Artículo publicado originalmente el 22/01/2014

Un comentario

  1. ¡Estupendos consejos! Me encantó la entrada.
    ¡Saludos!

Deje su mensaje

Debes estarsuscrito para enviar un comentario.