Revista Intemperie

¿Puede el ex ministro de cultura ser candidato a senador?

Por: Intemperie
cruz coke

La posibilidad de Luciano Cruz-Coke de presentarse como candidato a senador por Antofagasta, depende ahora de contraloría

 

El plazo legal para que los ministros que deseaban ser candidatos al parlamento abandonaran el ejecutivo, venció en noviembre del año pasado. Por esta razón, por ejemplo, la ex ministra Catalina Parot se retiró del gobierno en esa fecha.

El ex ministro de Cultura, sin embargo, Luciano Cruz-Coke, se mantuvo en su cargo hasta el 6 de junio del presente año. De esta forma, estaría inhabilitado para presentarse como candidato a ningún cargo parlamentario. No obstante, Renovación Nacional recurrió a lo que el Partido Socialista ha calificado de una “tinterillada” (subterfugio o trapisonda legal), para poder inscribir su candidatura.

Lo que ocurre es que el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA) no es en rigor un ministerio, sino sólo un servicio público, cuyo director ostenta el rango de Ministro. De acuerdo a esta peculiar arquitectura legal, existe en nuestro país un Ministro de Cultura, pero no un Ministerio de la Cultura propiamente tal, por cuanto el CNCA sigue siendo sólo un servicio. Amparándose en este resquicio, la inscripción de Cruz-Coke se realizó, asumiendo que éste era sólo un director de servicio, y que por esta razón no estaba afecto a la norma que obligaba a los ministros a renunciar al gabinete con un año de anticipación.

El Partido Socialista, a través de su secretario general, Francisco Javier Díaz, objetó esta interpretación, aduciendo que Cruz-Coke ostentaba claramente el rango de Ministro, en cuya calidad había asistido al Congreso, presentado proyectos de ley e incluso promulgado leyes.

Como suele suceder en nuestro país, el asunto está ahora en manos de la Contraloría, quien deberá dirimir si Cruz-Coke era efectivamente un Ministro o sólo un Jefe de Servicio y, por lo tanto, si puede o no presentarse como candidato a senador por la Región de Antofagasta, donde ha inscrito su candidatura.

El porqué de la norma

Es la misma constitución la que establece que quienes quieran presentarse como candidatos al parlamento, deben abandonar un año antes sus cargos en el gabinete. Como es lógico, detrás de esta norma está el interés de propiciar una carrera justa por los escaños parlamentarios, ya que los ministros obviamente tienen enorme exposición mediática que favorecería sus postulaciones y, por otro lado, existiría también el riesgo de que instrumentalicen sus cargos en función de sus intereses electorales.

En este sentido, y más allá de la interpretación jurídica propiamente tal, Cruz-Coke estaría claramente afecto a la inhabilidad establecida por la constitución, pues durante los primeros seis meses de este año, en su calidad de Ministro, ha seguido gozando de la propaganda permanente que le otorga el cargo y, por otro lado, ha llevado adelante una serie de proyectos que podrían haberse visto afectados por sus inminentes aspiraciones electorales.

 

Foto: La Segunda

Deje su mensaje

Debes estarsuscrito para enviar un comentario.