Revista Intemperie

¿Era anoréxica Virginia Woolf?

Por: Intemperie
V Woolf anorexic

Una descendiente distante de la autora inglesa añade un nuevo diagnóstico a la serie de intentos por explicar la psiquis de la más famosa autora inglesa

 

La pregunta se encendió repentinamente en la mente de una sobrina nieta de la famosa autora inglesa, al observar por casualidad en un periódico la célebre fotografía en que Virginia Woolf aparece junto con TS Eliot y la esposa de este último, Vivian. Un buen terceto de desequilibrios mentales varios en un solo daguerrotipo, la mayor parte de ellos circulando en torno a la sexualidad.

Emma Woolf había escuchado remembranzas varias de su famosa tía abuela, muerta trágicamente suicida a los 59 años, pero tenía también su propios problemas de los cuales hacerse cargo, en particular una anorexia de la que sólo comenzó a recuperarse a los 30 años. En este contexto, y luego de haber escrito un libro sobre la superación de este trauma, se topó con esta fotografía en que Virginia aparece más consumida y emaciada que de costumbre, y tuvo un “doloroso momento de reconocimiento” y quizás filiación, podríamos decir.

A partir de entonces decidió dirigir una pequeña investigación acerca de los problemas para comer que sin duda sufría su tía abuela, y publicar un largo artículo en el Daily Mail, que ha servido de pasada para promocionar su nuevo libro acerca de la anorexia.

Los problemas mentales de la que sea quizás la autora inglesa más famosa de todos los tiempos (en competencia con Jane Austen y JK Rowling) han sido largamente documentados por un caudal de biografías, documentales y películas. Es generalmente aceptado que la experiencia de abuso sexual reiterado, que tanto ella como su hermana Vanessa sufrieron de parte de sus hermanastros, fueron uno de lo motivos claves que forjaron una psiquis precaria y asediada.

A lo largo de su vida Virginia tuvo numerosos quiebres mentales, y breves fases de psicosis o delirios. El matrimonio con un siempre abnegado Leonard Woolf (el apellido de soltera de Virginia es Stephen) no ayudaron mucho a mejorar las cosas, aunque sí a documentarlas mejor. Leonard mantenía un registro riguroso de todo lo que acontecía con su esposa, incluyendo ciclos menstruales, recaídas y todo tipo de dificultades. Es en estas anotaciones donde se encuentran numerosas alusiones a dificultades para comer, a veces total rechazo a probar bocado por días.

“El problema más difícil y perturbador es lograr que Virginia coma” anotaba Leonard. En otro momento: “Usualmente lograba hacer que Virginia ingiriera algo de alimento, pero era un proceso terrible”. La renuencia a comer y la pérdida de peso severa se registra también por varios biógrafos de Woolf, incluyendo una de sus más famosas, Harmione Lee, quien sin embargo nunca ocupa la palabra anorexia.

Ahora el debate está abierto y ofrece un nuevo flanco en el incierto e interminable examen de la salud mental de una de las inventoras de la corriente de la conciencia y la fragmentación del yo en la literatura contemporánea.

 

La nota en el Daily Mail se puede revisar aquí

Foto: TS Eliot con Virginia Woolf y su esposa Vivienne en 1932 / Daily Mail

Un comentario

  1. Karen dice:

    Chiquillos, súper buena la nota, pero encuentro trascendental mejorar la coherencia de la redacción y la ortografía, sobre todo al usar notas traducidas del inglés, para que no se produzcan errores, saludos :)

Deje su mensaje

Debes estarsuscrito para enviar un comentario.