Revista Intemperie

Stiglitz contra las grandes corporaciones

Por: Intemperie
joseph-stiglitz

joseph-stiglitz

El destacado economista norteamericano dispara contra las grandes corporaciones.

 

En una columna de un periódico británico, el Premio Nobel de Economía y una de las 100 personas más influyentes del mundo, según la revista Time, se lanza en picada contra las grandes corporaciones que usufructúan del sistema económico, financiado por todos los ciudadanos, y muestran luego muy poca disponibilidad a pagar los correspondientes impuestos.

Luego de dirigir una de las principales instituciones económicas del orden global, Joseph Stiglitz (1943) se ha transformado en un connotado crítico de la globalización, así como de la imposición irrestricta de un modelo de mercado a los países en desarrollo.

En su columna, Stiglitz establece que las compañías trasnacionales se benefician enormemente de un sistema mundial financiado con los impuestos de todos, y descree que estén pagando las tasas justas por ello. En otras palabras, el orden financiado por todos, se va abultar los bolsillos de unos pocos.

“Ni siquiera es cierto que el aumento de impuestos vaya a disminuir la inversión” señala explícitamente, derribando uno de los mitos más difundidos de la norma económica. El sistema de impuestos vigente es el blanco principal de las críticas de Stiglitz, que hace un llamado casi desesperado a acabar con los privilegios: “Es hora de que la comunidad internacional acepte la realidad: tenemos un sistema de impuestos inmanejable, injusto y distorsionado.”

La injusticia es un concepto que se repite en la diatriba del premio Nobel: el sistema de impuestos sería uno de los fundamentos de la desigualdad creciente que caracteriza a los países desarrollados. Stiglitz prosigue comparando la situación beneficiosa que enfrentan las grandes empresas en relación con los impuestos, en comparación con la de los ciudadanos comunes y corrientes, cuyos ingresos se deprecian. “Las trasnacionales han aprendido a explotar la globalización en todo sentido” dice “incluyendo los vacíos legales que les permiten evadir la responsabilidad social global”.

 

Foto: The Guardian

Vea la columna completa aquí

Deje su mensaje

Debes estarsuscrito para enviar un comentario.