Revista Intemperie

Habla “Gloria”: el momento para hablar de políticas culturales es este año

Por: Lucas Rodríguez Schwarzenberg
gloria

Lucas Rodríguez conversa con Paly García, sobre los orígenes del filme de Sebastián Lelio, el éxito internacional, y el futuro del cine independiente en Chile. “Vamos a sacar a Kramer” dice

 

¿Cómo nace el personaje de Gloria? Porque tengo entendido que Sebastián Lelio tiene un estilo particular para armar guiones…

Lo que hace Sebastián, o lo que hizo esta vez, no sé con el resto de las películas, es escribir un poco in situ: el arma una escaleta donde dice “esta es la historia que quiero contar” y te cuenta el cuento de la escena, pero no está escrita toda la escena, con los diálogos y con toda la situación, como se escribe un guión en el sentido clásico, él partió al revés: fue en busca de un personaje y me invitó a participar desde el comienzo, desde el primer día, cuando dijeron “Vamos a escribir una película para que la actúe la Pali”.

La película fue hecha contigo en mente…

Claro, ellos me invitaron al tiro, entonces, en ese proceso, ese día, que yo me fui a tomar una chelas con ellos, una tarde calurosa del 2010, después de ese momento vino el terremoto, se metió otra película, ellos hicieron El año del tigre, y pasaron dos años; entre medio me fueron contado “Oye, estamos haciendo otras cosas pero estás presente, todo se ha modificado menos tú”. De repente me llegaba alguna nota, algún tópico, léete esto, estudia esto, pero en esos dos años poco, hasta que, en diciembre del 2011, ellos me contactan de nuevo y me dicen “queremos leerte algunas ideas”. Nos juntamos, conversamos, me llevo las ideas a la casa, que eran unas tres páginas, y yo empiezo a buscar cosas, a comentar cosas sobre eso, y ahí empieza una relación larga, hasta que llegamos a filmar en mayo del 2012.

¿Cómo fue ese proceso, la filmación?

Empezamos con los ensayos, en ese proceso de ensayos yo tuve un trabajo intenso, dedicado, en tanto guión y en cómo iba viendo el rol, cómo ellos también lo querían, cómo lo quería Sebastián básicamente, el tipo de trabajo que quería realizar, hablamos hasta de técnicas actorales, de nuestras vidas, de todo, hasta que llegué a filmar, fue como que me deslicé hasta allá, no me di cuenta.

¿Habrá tenido algo que ver esta técnica con el éxito de la película?

Uno nunca sabe porque las cosas logran tanta sintonía. Tanto ellos, como yo, como toda la gente que trabaja en la película, en todos los ámbitos, son gente que venía trabajando, y sigue trabajando, y como el cúmulo del esfuerzo logró que esto fuera lo más honesto posible. Creo que también ayudó que no tenía ninguna pretensión más que contar una historia chica, y que esa historia tuviera la misión de contactar a otras mujeres. Eso ayudó mucho, y por otro lado el hecho de que ninguna escena es conclusiva, las escenas parten, van avanzando, empiezan a subir y a subir, y de repente se mete otra escena, entonces no alcanzas a dejar que las escenas reposen y descansen en uno, sino que sucede una y la otra ya partió, tiene un ritmo muy interesante la película.

¿Cómo repercute eso en el espectador, qué tipo de espectador busca?

Creo que le enseña al espectador una manera de leer, y creo que cuando eso sucede, siento que le sube la categoría de comprensión al espectador, porque quiero que la película me envuelva, y que no me trate como si fuera una idiota, que le de categoría a mi capacidad de comprensión, e incluso que la amplifique, y creo que en ese sentido Gloria es generosa con el espectador, dándole una participación activa, tan activa, que la gente aplaude al final.

El final abierto además la hace más similar a la vida…

Sí, claro. Lo interesante de la película, es que parte en “A”, y termina como en “F”, o en “Ñ”, termina en un lugar súper raro, en algo que sólo existe en nuestro idioma, entonces eso la hace muy fresca, de hecho, uno de los comentarios de los críticos alemanes era la frescura de la propuesta, y que el personaje no era auto-flagelante.

¿Hablando de eso, qué tiene la película que la vuelve tan internacional?

Sebastián es un director súper culto, ve todo, y por esto es que la película contiene un montón de citas, que nosotros como público poco cinéfilo no captamos, pero como los alemanes son súper estudiosos, reconocen todas las citas, de las que está llena la película, sobre todo al cine de John Cassavetes, a Mike Leigh, a la Andreas Strese, que es un director alemán, hay citas a diferentes directores que la hacen deliciosa, y reconocible para otro público que no es el chileno, eso por un lado. Por otro lado, el personaje está en un lugar muy moderno, que tiene que ver con la incertidumbre, de no saber de qué se trataba la vida, que es una mina que está tan cerca de la vida como de la muerte, y Sebastián lo muestra con humor, donde la vida es vida animal, desnudo y feo como a veces es la vida, o como la muerte, que la única manera que tenemos de ejemplificarla es la calavera, que es un chiste en realidad, la pongas como la pongas, de todas formas te la vas a pensar un momento, así que lo mejor es ponerla como chiste, y ella se la piensa un momento, y ese lugar donde se para Gloria, sintoniza aquí y en la quebrada del ají.

¿Sobre el escenario del cine chileno y su buen momento, será por apertura exterior o simplemente se están haciendo mejor las cosas acá?

Todas las anteriores, hay una apertura porque lo que está produciendo Latinoamérica le resulta más interesante a Europa, porque está hace rato con un lenguaje personal. Chile también tiene un lenguaje personal, y el universo audiovisual ha crecido sanamente, ha obtenido, los últimos quince años, fondos que le ha permitido investigar y crear nuevas posibilidades cinematográficas. Creo también que las productoras han mejorado su gestión, es un tema de los audiovisualitas que han logrado un nivel muy potente, leyes chilenas que protegen, como Cinemachile, que ha sido clave en posicionar películas afuera. Entonces todas esas variables coincidieron, en este momento, donde hay ñeque, pero este venía de mucho antes, porque todos trabajamos once hora diarias mínimo, y una vez que terminaste, las horas de trabajo en la post producción son cualquiera, como la difusión, que ha sido una locura, llevo un mes mínimo chata; esto no tiene regulación, funciona ad libitum, lo mismo que le ocurre al editor, él puede montar la película durante quince horas diarias, dieciocho si quiere, puede no dormir tres semanas.

Suena similar al movimiento del nuevo Hollywood en los 70s…

Claro, ahí eran las grandes casas cinematográficas buscando y financiando nuevas alternativas. El rollo es que en Chile ha sido sólo cine independiente, no tiene la casa. Uno podría decir la productora de Andrés Wood, o Fábula, que son productoras chicas en casas igual de chicas, donde trabajan veinte personas, ¡nada!, es una productora cagona, pero lo que pasa es que son muy fanáticos, gente que trabaja muy comprometidamente. Yo creo que por eso desde afuera están sorprendidos, porque se interesan por ver que con tan poca plata haya tanto entusiasmo. Aparte, para nosotros no hubo nada hasta el 2002, hasta que aparece Machuca, no había un movimiento importante, pero ahí parte, también con lo del Rumpy, Sexo con amor, y de ahí ha ido subiendo, bajando, subiendo, pero vamos a sacar a Kramer, porque es tele en cine, está en otra cuerda: la misión es ganar dinero, y lo logran con creces.

Por esto mismo está yendo más gente a ver cine chileno, pero ¿no puede ser que el prestigio internacional se vuelva algo necesario?

¿Cómo un sello de garantía?

Claro

Sí, yo creo que eso pesa, creo que es importante ganar premios afuera, porque todavía nuestra industria es muy chiquitita, y los premios, aparte de lo bueno que pueden ser para nosotros, también es un texto al Estado en el que le estamos diciendo “Ey, aquí el nivel es internacional”, apoyemos esto y hagamos que estos fondos crezcan, porque acá se hacen películas con medio millón de dólares, ¡toda la película!, es muy poca plata. Las películas gringas clase B las hacen con 10 millones, o con 5 millones, pero medio millón, desde que se empieza el guión, hasta que se empieza a difundir, es muy poca plata para la cantidad de gente involucrada y para lo que significa. Es un esfuerzo enorme, aún cuando se abaraten harto los costos.

¿Y se ve “presión” hacia el gobierno, ya que se están haciendo cosas buenas, para que se financie más? 

Creo que hay momentos y momentos para conversar, te lo digo porque a mí me interesan esos problemas. Como el teatro siempre está punto de quebrar, y ganamos muy poco dinero por hacerlo, lo traslado un poco al mundo cinematográfico, donde quizás se gane un poco más de dinero, porque hay más dinero circulando, y genera más dinero. O sea, yo en diez días en el teatro no logro 70 mil espectadores con ninguna obra, porque no tengo copias de esa obra, y en un teatro con suerte caben 800 personas.

En fin, el momento para hablar de políticas culturales es este año, y es el momento para plantear temas en serio, y veamos por donde, si es que se está haciendo algo en los partidos, los candidatos, que yo creo que no se está haciendo nada. La cultura aún no está en el corazón de ningún programa de gobierno, porque la cultura no se traduce en votos, además porque somos súper pocos, y si logramos alguna instancia para llevar agua a nuestro molino, la gente no lo siente directamente, cree que radica en nosotros, creen que la cultura es un lujo, así que cuando se saque de la canasta del lujo y vaya a la canasta básica, entonces sí va a pasar algo.

 

Foto:

2 Comentarios

  1. Muy buena entrevista a Pali Garcia, muy completa e interesante. Permite que se explaye en un tema mas tecnico y de proyeccion del cine chileno.
    Buena entrevista!!

  2. Ariadna dice:

    Ciertamente, muy bien realizada la entrevista. Mis felicitaciones al redactor. Para mi deleite, preguntas de calidad y profundidad, al fin!! Le da clases a las planas, consabidas y predecibles preguntas sobre la película, vistas en los noticieros de televisión. En mi humilde juicio, no he visto mejor… lo que, sin duda, refleja la calidad de la línea editorial de este notable medio.
    Gracias Interperie por existir!!

    Saludos desde Valparaíso.

Deje su mensaje

Debes estarsuscrito para enviar un comentario.