Revista Intemperie

Javiera Parada: No se puede hacer política cultural a través de los fondos.

Por: Rodrigo Marín Matamoros
javiera-parada

javiera-parada

La renunciada vocera del comando de Bachelet, comenta en Intemperie el actual panorama cultural, evalúa el FONDART, opina sobre las audiencias culturales y revalida el rol del Estado en las políticas culturales.

 

La decisión por parte de la mayoría de los partidos políticos, pero en especial de la coalición de centro izquierda, de no utilizar el mecanismo de primarias parlamentarias, fue lo que motivó la renuncia de Javiera Parada a la jefatura del Programa de Cultura del comando presidencial de Michelle Bachelet.

Visto el escaso 40% de participación ciudadana en las pasadas elecciones Municipales, pero que contradictoriamente y en ese mismo escenario, lograra gestar en la comuna de Providencia el reencanto que logró sacar a Cristian Labbé de la municipalidad, son sólo algunos de lo signos que justifican su decisión. “Las primarias además tenían el poder simbólico para abrir el espacio político y profundizar la democracia. Cuando todo esto es desechado, en pos de seguir defendiendo los cupos y parcelas de poder, y se deja a Revolución Democrática afuera del pacto, me veo en la obligación de renunciar”.

Se habla de que estamos muy cerca de ser un país desarrollado según el ingreso per cápita. ¿Cuán cerca estamos de ser un país desarrollado en términos culturales? ¿Cual es tu diagnóstico del panorama cultural actual en Chile? ¿Qué nos falta?

Habiendo avanzado mucho en los últimos años para conseguir una institucionalidad cultural, Chile aún tiene muchos desafíos. Nos falta financiar nuestras instituciones culturales de manera digna, crear mecanismos que permitan que las obras de nuestros creadores puedan circular nacional e internacionalmente, nos faltan programas y planes para incentivar a los diferentes sectores culturales y que estos no dependan siempre y solamente del FONDART, nos falta además profesionalizar la gestión. Pero lo más importante de todo, es poner a la Cultura en el centro del desarrollo socio político de nuestro país.

¿Cuáles son los principales desafíos del sector cultural para el Chile del mañana? ¿En qué debería poner énfasis el futuro gobierno?

Creo que es básica la descentralización; empoderar a la regiones y asumirnos como una nación multicultural. Crear mecanismos, aparte del FONDART, que permitan el financiamiento de proyectos e instituciones; que la educación artística tenga el espacio que merece dentro de las aulas de clase y que TVN, vuelva a cumplir con su labor de canal público.

¿Qué te parece el Fondart, ¿Recoges las críticas que ha enfrentado el sistema? ¿Cuáles son las principales debilidades que tiene?

El FONDART nació para darle respuesta a la realidad del Chile post dictadura, pero mucho tiempo ha pasado ya desde ese momento. Pienso que hay que hacer una evaluación de cómo este sistema ha impactado en el desarrollo de las diversas áreas, para así poder hacer propuestas serias. Sí creo que las áreas que no constituyen consejos, dentro de la institucionalidad cultural, deben ser empoderadas para que puedan ejecutar las políticas que incentiven los diversos sectores culturales. No se puede hacer política cultural a través de los fondos.

El otro gran tema es que hay que simplificar los formularios, en estos momentos es excesiva toda la información solicitada para presentar un proyecto.

¿Qué piensas del actual proyecto de ley que crea el Ministerio de Cultura? ¿Cuáles son las ventajas o desventajas con respecto a la actual estructura del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes?

Me parece que es un buen proyecto, que reúne a todas las instituciones culturales bajo un mismo alero. Al mismo tiempo, mantiene los órganos consultivos, cosa que creo es fundamental.

Uno de los problemas de Chile es la fragilidad o precariedad de las audiencias culturales. ¿Cómo ves este tema? ¿Estamos realmente tan mal? ¿Cómo podría enfrentarse esta problemática?

Creo que el tema de las audiencias comienza en las aulas, es un problema de educación, básicamente. Claro que faltan audiencias y para eso hay que realizar campañas efectivas, que tienen que actuar en varios ámbitos. Aquí TVN debe también cumplir un rol fundamental.

Sobre el rol del Estado en materia cultural. ¿Cómo y por qué debe el Estado subvencionar a los artistas, además de los centros culturales?

Yo creo que es clave que el Estado intervenga, no se puede dejar que el mercado regule el acontecer cultural. Creo que es importante que los creadores tengan apoyo para desarrollar proyectos culturales, los que no siempre son sustentables económicamente. Por otro lado, la investigación artística es imprescindible para el desarrollo de nuevos lenguajes y así, constituir la identidad de un pueblo.

¿Por último, crees que en Chile existe realmente un espíritu crítico, de opinión y debate, más allá del eslogan que brota a diario en las redes sociales?

Chile ha cambiado mucho en los últimos años, hoy tenemos un país conformado por ciudadanos críticos y activos, que quieren y exigen participar en la toma de decisiones. Así lo he podido comprobar por mis viajes por el país. Creo que la gente esta organizándose. Ahora, nos falta avanzar en la unidad de las fuerzas progresistas, para poder realizar los cambios estructurales que Chile necesita.

 

Foto: Emol

3 Comentarios

  1. Mesias Alieste dice:

    Justamente ha sido la trenza entre el modelo económico, la administración concertacionista y la cómoda posición de artistas que alegan solo cuando se acaba la leche, la que dispuesto del FONDART como LA herramienta de subsistencia y fama. Súmale el Santiago a Mil y su concepto de “entretención”.

    ¿qué diferencia va a hacer “la unión de fuerzas progresistas”? ¿subvencionar el ticket cortado? ¿poner presupuesto fijo para el teatro la memoria?

    Se necesita cambiar la educación de los artistas. Que en realidad son operarios de su profesión. Son tecnócratas altamente calificados para reproducir el mismo contenido concertacionista.

    ¿y ella iba a ser la ministra de cultura de Bachelet?

    PASO.

  2. Nochi dice:

    El arte es por definición un acto de resistencia al poder en todas sus formas. No creo en absoluto que el Estado pueda decidir lo que se hace o no. Por lo demás el arte se posiciona a menudo contra la “cultura”, que no es mas que un sistema de opresión instaurado, tal vez inconscientemente, por el poder de turno. Y se si crean algunos organismos de fondos concursables, estos deberían operar en la mas grande transparecia con el fin de terminar con tradicionales clientelismos. “Cultura basura” decía por ahi un grupo de rock chileno.

  3. Boo dice:

    @mesías: Estoy de acuerdo contigo en lo que respecta a los artistas (alguna vez escribí sobre el tema, puedes leerlo en http://boolture.com/artistas/).

    @Nochi: No comparti tu definición de arte. Y por cierto estoy de acuerdo que la selección de obras de arte por el Estado es algo cuestionable, pero es eso o dejar esa selección a “la mano invisible del mercado”, algo que me parece muchísimo peor.

Deje su mensaje

Debes estarsuscrito para enviar un comentario.