Revista Intemperie

A favor y en contra de Bolaño en Guadalajara

Por: Intemperie
bolano

Finalizó la versión número 26 de la FIL Guadalajara, pero lo que está lejos de terminar, es la fiebre por la narrativa de Roberto Bolaño.

 

El nombre de Bolaño no podía estar ausente de la FIL de Guadalajara, donde se organizó una mesa de discusión sobre su obra, con la presencia de Ignacio Echevarría, crítico español y de alguna forma “albacea informal” de Bolaño, Roberto Brodsky, también amigo personal, y el crítico chileno Rodrigo Pinto también admirador del fundador de los infrarrealistas.

Sabido es que en México la figura de Bolaño es aún más idolatrada que en Chile –si es que esto es posible–, y que las obras del y sobre el autor de los Detectives Salvajes proliferan hasta el hartazgo. En este contexto, los organizadores decidieron imprimirle una leve nota de polémica a la discusión (un ejemplo a imitar) e invitaron a la mesa al escritor mexicano Carlos Velásquez que tuvo a su cargo la muy saludable tarea de sacarle la corona que muchos intentan ponerle a Bolaño, y acaso también colgarse en el proceso.

Carlos Velásquez dijo que el éxito de Bolaño se debía más bien a la crisis de la literatura mexicana, que su obra no era verdaderamente vanguardista, que era un pésimo cuentista y un novelista repetitivo, y que no implicaba ningún cambio de paradigma literario.

Luego escribió una columna al respecto acusando a los chilenos y al español de descalificación y de personalismo, lo que habría impedido un debate crítico en serio. Al parecer una chica del público mencionó que a Jonatahan Franzen tampoco le gustaba Bolaño, lo que también fue descalificado. Luego  se produjo una discusión sobre Fernando Vallejo y Alberto Manguel, otros dos autores que se han atrevido a impugnar el mito Bolaño, los que también se llevaron un par de epítetos. Vallejo de cursi y pelmazo, y Manguel de “fifí” (¿?).

Iras y pasiones que el prócer de la literatura nacional sigue provocando en el ambiente literario.

 

Foto: La Tercera

Un comentario

  1. Luis Felipe Torres dice:

    Que el éxito de Roberto Bolaño a nivel mundial -pienso en Inglaterra, donde se encuentra hasta en las librerías del aeropuerto o en Finlandia-, tenga que ver con la crisis de la literatura mexicana me parece simplemente un chiste. Por lo visto este caballero no realizó una lectura comprensiva. Sensini, El Policía de las Ratas, el Retorno y Literatura más Enfermedad igual Enfermedad, son piezas de altísima calidad literaria.
    Conclusión: que se haga coger.

Deje su mensaje

Debes estarsuscrito para enviar un comentario.