Revista Intemperie

El Otro

Por: Isabel Sierralta

Inspirado en el trabajo de Paz Errázuriz y Diamela Eltit, esta obra explora de manera conmovedora distintas formas de amar en un hospital psiquiátrico, nos dice Isabel Sierralta.

 

En la nueva sala Factoría Italia (en Bilbao con Italia) la compañía Niño Proletario, dirigida por Luis Guenel y asistida por Francisco Medina, monta su segunda obra, El Otro. El trabajo está basado en El infarto del alma, libro que aborda el amor entre los pacientes del psiquiátrico de Putaendo a través de las fotografías de Paz Errázuriz y los textos de Diamela Eltit.

Al iniciar la obra no hay un cambio en la luz que nos de la señal de partida, sino que todo empieza cuando un cuerpo llega a habitar ese espacio tipo galpón desde una abertura que conecta con algún lugar que no conocemos, pero que extiende el espacio de los personajes hacia un más allá.  Una frase es proyectada: Me enamoro. Luego algunos textos de Diamela Eltit son lanzados a través de los parlantes o en las breves intervenciones habladas de algunos personajes. La obra se trata de cómo habitan esos cuerpos que son otro cuerpo, cuerpos que han naufragado, cuerpos “apaciguados por los fármacos” y que “aman sólo por la necesidad atávica de amar.” (Eltit) en medio de ese descampado que es un psiquiátrico.

En el espacio amplio, blanco e inhóspito de la sala, diseñado por Catalina Devia, el espectador ve lo que pudiera ser un día cualquiera de un grupo de pacientes, aunque unos globos abandonados en el suelo y una pobre guirnalda dan señales de que hay o hubo algún evento especial. Vemos las dinámicas que genera cada uno de los seis personajes en sus distintas maneras de demostrar amor, una abuela de pelo blanco, dos niñas jóvenes, tres hombres adultos, uno de ellos con enanismo y un hombre mayor que se guarda cosas bajo la ropa. No podemos nombrarlos porque son personajes que sabemos que no tienen un nombre, han perdido su existencia civil, son los otros que viven en una dinámica extraviada para nosotros, que casi no articulan palabras, emiten sonidos, gruñidos, gritos. Los vemos siendo en ese espacio, siendo solitarios o interactuando casi sin lenguaje articulado, más con el cuerpo y con sonidos, compartiendo un pan con mantequilla, tocándose, gritándose, riéndose, besándose, abrazándose.

El trabajo actoral (José Soza, Paola Lattus, Greta Nilsson,  Eduardo Soto, Rodrigo Velásquez, Daniel Antivilo y Carolina Cifras) y de dirección deja sin palabras, pues logran un despojo tal de las convenciones, de los pudores, de la propia personalidad, que realmente se nos aparecen como radicalmente otros. Cuando termina la obra nos enfrentamos al abismo entre esos cuerpos y los que habitaron durante la hora y 10 minutos anteriores a la ida a negro y el aplauso.

Durante todo ese tiempo, una de las pocas mediatizaciones que nos permite establecer cierta distancia (además del texto y algunos sonidos distorsionados y de pasos) es el micrófono que está en medio de la sala y que es incorporado por los personajes en su devenir, en sus rutinas, es como un ente extraño que se torna parte del juego, pero que podría ser también un despojo más de esa fiesta que en algún momento ocurrió.

Y toda esa hora y 10 minutos miramos sus dinámicas, miramos esos cuerpos más o menos expuestos, más o menos dañados, más o menos extraviados, miramos esa manera extraña de darse amor y de felicidad.

Pero la obra no acaba ahí, sino que continúa en la exposición de fotografías que realizó Paz Errázuriz con los actores de la compañía, replicando lo que hace años hizo en Putaendo. Es nuevamente rememorar a ese otro.

 

El Otro

Dirección: Luis Guenel
Asistencia: Francisco Medina
Elenco: José Soza, Paola Lattus, Greta Nilsson, Eduardo Soto,
Rodrigo Velásquez, Daniel Antivilo y Carolina Cifras
Funciones: del 2 al 26 de agosto en Factoría Italia
Acceso por Av. Fco. Bilbao 497 casi esquina Av. Italia
Jueves, viernes y sábado 20:30 hrs. Domingo 20 hrs.
Adhesión: $5000 general, $3000 estudiantes y tercera edad
Jueves populares: $3.000
Reservas: 96792189 – 95705002
reservaselotro@gmail.com

Deje su mensaje

Debes estarsuscrito para enviar un comentario.