Revista Intemperie

Caioia Sota: ‘El Teatro es esencialmente político y revolucionario’

Por: Pablo Torche
fest

 

El Festival de Dramaturgia Europea Contemporánea se realiza hace más de diez años con el objeto de mostrar las nuevas vertientes de la dramaturgia del viejo continente en nuestro país. Este año se presenta por primera vez en las recién estrenadas dependencias del Centro Cultural Gabriela Mistral (GAM). Comenzó el 20 de agosto y se extiende por casi dos semanas, hasta el 1 de septiembre. Incluye la presentación de obras de más de diez dramaturgos contemporáneos, además de foros de discusión y talleres para dramaturgos jóvenes. Todas las actividades son gratuitas.

Intemperie conversó con Caioia Sota, directora del festival, para enterarse de las principales novedades.

 

¿Cuáles es el principal aporte de esta 11ª versión del Festival de Dramaturgia?

Se presentan textos de numerosos dramaturgos muy jóvenes, muchos menores de 30 años, los cuales proponen nuevas estructuras y desafíos teatrales, y nuevas formas de explorarlos.  Además, el espacio contiene foros de discusión después de los montajes, que son uno de los pocos momentos de conversación  que existen en el país para discutir en profundidad la exploración teatral, con los directores, actores y dramaturgos.

¿Cuáles son las principales tendencias que crees ver en la dramaturgia europea contemporánea a partir de este festival? 

No me atrevo a opinar de tendencias, pero desde la selección de los textos nos llamó la atención una preocupación creciente por las temáticas sociales de cada país. En los textos españoles vuelve a aparecer el tema de los invernaderos en Andalucía, que generan problemas de contaminación y otros, el tema de los inmigrantes, y hablan también del colapso del sistema económico. En los textos alemanes aparece el tema de la soledad del individuo, el cuestionamiento de la pareja y la ruptura social. En general se nota una preocupación por los temas de la identidad nacional.

¿Cuáles crees que son los temas comunes o los desafíos que pueden surgir para el teatro chileno a partir de este festival? 

Creo que los grandes temas del teatro son universales, se relacionan siempre con el cuestionamiento y la interrogante por la condición humana.  Pero hay temas que se conectan con la realidad chilena particularmente.  Por ejemplo, el problema de marginalidad urbana, tratado en El Azar, el miedo a perder el empleo, en Pompas fúnebres para caballeros, o la relación con los emigrantes en Húngaros, por citar algunos,  son tema concretos relacionados con nuestra realidad.

Creo que el gran desafío para el teatro chileno es hablar de lo nuestro, de nuestra identidad; sólo desde ahí se puede hacer un aporte propio. Creo que ahora hay un movimiento emergente de teatro que está trabajando a partir de estos elementos propios de nuestra identidad.

A veces se dice que en Chile hay muchos actores, pero no tantos dramaturgos ¿cómo ve el desarrollo de la dramaturgia chilena?

Creo que efectivamente hay pocos dramaturgos en Chile, pero últimamente han surgido muchos buenos dramaturgos, creo que hay mucho interés, el teatro está muy vivo. Hay un grupo de dramaturgos jóvenes, que abordan las problemátics contingentes, como la educación, en el trabajo de Aliocha de la Sotta, o la corrupción y la política, el medioambiente, el “doble estándar”, temas que se evidencian en la mayoría de los trabajos de las compañías jóvenes.

Por último, en estos días de agitación social ¿cuál es el aporte que puede hacer el teatro?

El teatro es una radiografía de nuestras vidas y un medio de expresión privilegiado para los movimientos sociales, para denunciar, para despertar, para construir un discurso social. El teatro es esencialmente político y revolucionario, y tiene todo que ver con lo que esta pasando actualmente en Chile. Por eso siempre es difícil conseguir auspicios de empresas privadas para el teatro, porque es un arte esencialmente contestatario.

 

Para más información, visite la página del XI Festival de Dramaturgia Europea Contemporánea

Deje su mensaje

Debes estarsuscrito para enviar un comentario.